bonbilla.jpg grama00.jpg



EL SUSTANTIVO O NOMBRE information.png



Los sustantivos, también conocidos como nombres, son palabras que designan personas, animales, cosas, ideas, etc., es decir, seres materiales e inmateriales, tales como niño, gato, campo, bondad o París.


Concepto


  • Según el significado, el sustantivo nombra entidades como personas, animales, cosas, sentimientos o ideas: madre, golondrina, tren, paz, belleza.

  • Según la forma, el sustantivo tiene género y número: el gato/la gata/los gatos/las gatas.

  • Según la función, el sustantivo es el núcleo del sintagma nominal y como tal puede ser núcleo (N) del sujeto, del objeto directo o del objeto indirecto.


boto0014.gifClases de sustantivos


boto0100.gifSustantivos propios

Nombran e identifican a un ser u objeto distinguiéndolo de los demás de su misma clase: Álvaro, Barcelona, Jarama.

Generalmente, presentan estas características:

  • Se escriben con mayúscula.

  • Son invariables.

  • Son monorreferenciales, es decir, se refieren a una única realidad.

  • No tienen significado léxico, es decir, un nombre propio no se opone a otro por sus propiedades o rasgos semánticos.

  • No llevan determinantes.

  • No tienen traducción.

Se suelen distinguir dos tipos:

  • Los antropónimos o nombres de personas, que incluyen los nombres de pila, los apellidos, los hipocorísticos (Pepe, Concha), los apodos y pseudónimos.

  • Los topónimos o nombres propios de lugares y accidentes geográficos, ríos, etc. (España, Moncayo, Nervión).

boto0100.gifSustantivos comunes

Nombran a cualquier ser u objeto sin diferenciarlo de otros de su misma clase: primo, bicicleta, inocencia, amistad.

A grandes rasgos, se distinguen de los nombres propios porque:

  • Se escriben con minúscula.

  • Son variables.

  • Tienen significado léxico.

  • Pueden llevar determinantes.

  • Suelen tener traducción.

Se distinguen las siguientes clases o tipos de nombres comunes:

individuales/colectivos; concretos/abstractos; contables /incontables.

Nombres001.png

boto0100.gifSustantivos individuales

En singular nombran a un solo ser u objeto: entrenador, bogavante, enciclopedia.

boto0100.gifSustantivos colectivos

En singular nombran a un conjunto de seres u objetos: gremio, enjambre, set.

Tradicionalmente se clasifican en:

  • Colectivos determinados. Se conoce la naturaleza de las entidades que forman el grupo: yeguada, hayedo, ejército.

  • Colectivos indeterminados. Se desconoce la naturaleza de las entidades que lo componen: grupo, conjunto.

boto0100.gifSustantivos concretos

Nombran seres u objetos que se pueden percibir con los sentidos: sofá, colonia, pastel.

boto0100.gifSustantivos abstractos

Nombran algo que no se puede percibir con los sentidos, como una idea o un sentimiento: gentileza, alegría.


ura00.png


boto0100.gifSustantivos contables

Nombran seres u objetos que se pueden numerar: pulsera, árbol.

boto0100.gifSustantivos incontables

Nombran entidades que se pueden medir o cuantificar, pero no numerar:
arena, gas. Admiten cuantificadores indefinidos: mucho vino.


sustantivo001.png

boto0014.gifEl género de los sustantivos



El género es un signo gramatical que lleva en español todo sustantivo. Por medio de ese signo se marca la relación que hay entre el sustantivo, sus determinantes y los complementos adjetivos.

Según sea su género, los sustantivos pueden ser masculinos o femeninos.

  • Son sustantivos masculinos los que pueden combinarse con las formas masculinas de los determinantes y adjetivos: lugar (un lugar inhóspito).

  • Son sustantivos femeninos los que pueden combinarse con las formas femeninas de los determinantes y adjetivos: casa (una casa fastuosa).

boto0100.gifOposición masculino/femenino

Los sustantivos suelen tener un solo género: o son masculinos (lugar) o son femeninos (casa). Hay, no obstante, sustantivos que admiten variación de género (hermano, hermana) y, en consecuencia, pueden estar en masculino o en femenino.

Cuando un mismo sustantivo tiene formas de masculino y de femenino, la distinción de género se puede marcar mediante el cambio de terminación: hermano-hermana, señor-señora, actor-actriz.

Algunos sustantivos con distinción de género permanecen invariables. En estos casos, el cambio de género se marca mediante el cambio del artículo: el/la artista, el/la ayudante, el/la joven.

boto0100.gifSustantivos de forma única

Algunos sustantivos invariables en cuanto al género pueden llevar el determinante y el adjetivo en forma masculina o femenina.
Se clasifican por su género en:

  • Género ambiguo: son los que nombran cosas que pueden llevar indistintamente artículos y adjetivos masculinos o femeninos sin que cambie su significado: el profundo mar/ la mar océana; el margen derecho/la margen izquierda.

  • Género común: aquellos que se refieren a personas y cuya variación de género provoca una modificación de significado, pues designan individuos de distinto sexo: el pianista húngaro/ la pianista húngara; ese joven moreno / esa joven morena.

  • Género epiceno: tienen forma única que lleva el artículo y el adjetivo en el mismo género, tanto para un sexo como para el otro: la persona más tierna; el bebé dormilón. Siempre se refieren a seres animados.

boto0100.gifSignificado del género

En sustantivos que nombran a seres vivos la distinción de género suele responder a una diferenciación de carácter sexual: el masculino designa a los machos y el femenino a las hembras: niño/ niña, león / leona.

En algunos sustantivos que nombran cosas, la distinción de género se corresponde con una diferencia en el tamaño o la extensión de los objetos designados: cesto/cesta, saco/saca.
No obstante, por lo común el género es solo una marca gramatical que lleva todo sustantivo con independencia de su significado.


boto0014.gifEl número de los sustantivos


El número es otra marca gramatical que tienen los sustantivos. Según su número, los sustantivos pueden estar en singular o en plural.

  • Los sustantivos en singular nombran a un solo ser u objeto individual o colectivo. Estos sustantivos no llevan ninguna marca que indique su número: vida, condición.

  • Los sustantivos en plural nombran a varios seres u objetos de una misma clase. Estos sustantivos llevan generalmente como marca las terminaciones -s y -es: vidas, condiciones.

boto0100.gifFormación del plural

En general, el plural se forma añadiendo -s a los sustantivos que en singular terminan en vocal (vida, vidas) y -es a los sustantivos que en singular terminan en consonante (condición, condiciones).

Hay, sin embargo, algunos casos especiales:

  • Los sustantivos de acentuación llana o esdrújula que en singular terminan en s o en x permanecen invariables: el miércoles / los miércoles, el tórax / los tórax.

  • Algunos sustantivos que en singular terminan en y añaden -s y mantienen el sonido vocal de la y. Otros, en cambio, añaden -es y consonantizan el sonido vocal de la y: jersey / jerséis, rey / reyes.

  • Algunos sustantivos que en singular terminan en i o en u admiten las dos terminaciones, aunque en general tiende a imponerse el plural en s: marroquís, marroquíes; bantús, bantúes.

  • También se vacila en algunos monosílabos acabados en vocal, aunque en este caso se prefiere añadir la terminación -es: la i / las íes, el no / los noes.

boto0100.gifSustantivos sin variación de número


En general, los sustantivos pueden variar de número, aunque algunos tienen una sola forma: el singular o el plural.

Sustantivos solo en plural: cosquillas, enseres, víveres, etc.

Sustantivos solo en singular: caos, cenit, sed, salud, etc.


boto0014.gifFormas aumentativas y diminutivas de los sustantivos.


En su empleo corriente, los nombres se limitan a mencionar los objetos a que se refieren, en su condición normal; la que se denomina forma positiva del nombre.

A veces, sin embargo, los nombres se modifican con la finalidad de darles un sentido de significación aumentada o disminuída. Ese sentido de aumento o disminución tanto puede ser para aludir a su tamaño, como para hacerlo con fines de elogio o de desprecio.

Para ello se emplean diversas terminaciones que se agregan a la raíz en sustitución de aquella que corresponde a la forma positiva.

• Son formas aumentativas de los nombres, aquellas que contienen un aumento de su significación; ya sea para expresar que el objeto que designa es de mayor tamaño que el habitual, o para mencionarlo en un sentido elogioso.

• Las terminaciones utilizadas para las formas aumentativas, son: on, ote, azo, aco, acho y sus femeninos cuando corresponda. Ejemplos:


casa000.png


Son formas diminutivas de los nombres, aquellas que contienen una disminución de su significación; ya sea para expresar que el objeto que designa es de menor tamaño que el habitual, o para mencionarlo en un sentido despectivo.

Las terminaciones utilizadas para las formas diminutivas, son: ito, cito, ecito, ico, illo, cillo, ecillo, uca, ucho, uelo, zuelo, y sus femeninos cuando corresponda. Ejemplos:


hoja00.png


En general, es más frecuente que se utilicen los diminutivos como formas despectivas, que emplear los aumentativos con sentido de elogio.

Algunas terminaciones diminutivas son más empleadas para dar un sentido de menor tamaño, y otras para expresarse en forma despectiva; pero también ocurre que a veces los diminutivos no se emplean para indicar menor tamaño ni en forma despectiva, sino con un sentido afectuoso:


mujeruca00.png


boto0014.gifSustantivos simples y compuestos.


En general, los sustantivos hacen referencia a un concepto único: mesa, casa, comida. Estos sustantivos se llaman simples.

Existen, sin embargo, algunos nombres que aunque se refieren a un objeto único e individualizado, se componen de por lo menos dos partes que provienen de otros conceptos, por lo común que están vinculados al origen de dicho objeto. Por eso, muchas veces esos sustantivos se utilizan para nombrar elementos que han surgido a partir de otros, frecuentemente como producto de la invención humana; ferrocarril, aeroplano, automóvil, electromecánico, trolleybus. Estos sustantivos se llaman compuestos.

Como es fácil advertir a partir de los ejemplos, si bien esos sustantivos tienen unidad y se refieren a objetos específicos por lo cual tienen un sentido propio, están integradas por otros términos que si se separan tienen también un sentido propio. Tan es así, que originariamente solían escribirse separadas por un guión, ulteriormente suprimido: ferro-carril, electro-mecánico.


boto0014.gifSinónimos


Se llaman sinónimos aquellos sustantivos que por lo menos en ciertas formas de empleo, tienen un significado equivalente o muy similar.

olor00.png










Sin embargo, la sinonimia raramente es absoluta o total; por lo común, los sinónimos encierran ciertos matices expresivos; y otras veces son empleados en determinados niveles del uso del idioma, como puede ser en un sentido científico o especializado, en el habla corriente o en oratoria pública.

boto0014.gifHomónimos


Se llaman homónimos aquellos sustantivos que si bien presentan una forma idéntica, tienen sentidos muy distintos según el contexto en que son empleados.

•El Río Negro
•Me río estrepitosamente

•Alguien llama a la puerta
•La llama de la estufa

•Fue condenado a la pena capital
•Trinidad es la capital del Departamento de Flores

boto0014.gifAntónimos



Se llaman antónimos aquellos sustantivos que expresan conceptos totalmente contrarios unos a otros.

  • alegría - tristeza

  • amor, odio

  • calor, frío

  • luz, sombra

  • cobardía, valentía


boto0014.gifParónimos


Se llaman parónimos los sustantivos que teniendo significados o empleos distintos, se escriben con una forma ligeramente diferente, pero salvo ciertas especialidades de pronunciación diferencial (como ocurre con la LL y la Y en España o en zonas del Uruguay como el Departamento de Rocha), suenan oralmente de la misma manera o de manera muy similar.

El conocimiento de los parónimos es fundamental para el uso correcto del lenguaje, porque de otra manera se incurre en importantes errores de escritura; que evidencian un bajo nivel de capacidad cultural en quien los comete. El alto índice de errores en la escritura correcta de los parónimos, es resultado directo de la escasez de lectura que caracteriza el sistema educativo de nuestra época.


abrasar00.png